Ensalada a la Chilena

Se trata de una de las combinaciones más tradicionales que se pueden encontrar en nuestros hogares y restaurantes, aunque sus ingredientes no puedan verse como exclusivamente chilenos.

Se trata de un preparado que mezcla tomate, cebolla, algo de perejil y, si lo desea, ají verde.

La preparación indica que primero se debe trabajar con la cebolla cortándola en pluma -es decir, delgadas lonjas que van desde la parte exterior hasta el centro, trozando la cebolla en forma longitudinal-. Luego, si se desea aminorarle el gusto fuerte, es aconsejable seguir uno de estos dos "secretos": darle una pasada por agua hirviendo sin que llegue a cocerse, o bien, dejarla remojando con azúcar por algunos minutos.

Luego, los tomates se cortan también en pluma, pero en trozos más generosos que los que se usaron para la cebolla. Se le echa el perejil y finalmente la cebolla. Finalmente se le pone aceite al plato y la sal se deja en la mesa para que se use a gusto del consumidor.

El ají sirve para decorar el plato.